Beneficios
Send an email. All fields with an * are required.
Escribir un Email. Todos los campos con un * son obligatorios.

Beneficios

Oxigeno - nuestra principal fuente de energía

90% de nuestra energía proviene del oxígeno. El oxígeno es un ingrediente esencial para la vitalidad, la resistencia física y la salud en general.

 

El organismo se restaura

El oxígeno desintoxica la sangre, fortalece el sistema inmunológico, desplaza los radicales libres, neutraliza las toxinas ambientales; destruye bacterias anaeróbicas infecciosas, parásitos, microbios y virus; mejora notablemente la absorción por  cuerpo de vitaminas, minerales, aminoácidos, proteínas y otros nutrientes importantes.

 

Mejora funciones del cerebro y memoria

El oxígeno ayuda al cerebro en su procesamiento de información, calma la mente y estabiliza el sistema nervioso, aumenta la concentración y el estado de alerta.

 

Fortalece el corazón

Muchos de los fallos cardíacos son el resultado de la falta de aporte de oxígeno al músculo de corazón. El aportar más oxígeno al corazón ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca en reposo y fortalecer la contracción del músculo cardíaco. 

 

Reduce inflamación

Con más oxígeno presente en el sistema sanguíneo, los vasos sanguíneos pueden restringir su flujo (vasoconstricción) para el tejido dañado y reducir la acumulación de líquido (hinchazón o edema) sin comprometer los niveles más altos de oxígeno necesarias para la reparación. 

 

Reduce hipoxia tisular

Hipoxia tisular (niveles bajos de oxígeno) puede conducir a la muerte celular (necrosis) y es un tema común en la mayoría de los principales problemas de salud como el derrame cerebral, infarto de corazón, cáncer, diabetes y muchos más. Al aumentar los niveles de oxígeno, el cuerpo incrementa la ayuda celular para prevenir y tratar eventos fisiopatológicos.

 

Nuevos vasos sanguíneos y capilares

La vascularización o angiogénesis es la creación de nuevos flujos sanguíneos. Esto es de particular importancia para las zonas dañadas del cuerpo, donde se ve comprometida la circulación; lo que puede llevar a las heridas que no cicatrizan, ataques al corazón, derrames cerebrales y otros. 

 

Anti-Infecciosos

El oxígeno tiene la capacidad de destruir bacterias y virus dañinos, al tiempo que mejora simultáneamente la actividad de defensa natural de los glóbulos blancos.

 

Ayuda a movilizar las células madre

La oxigenación hiperbárica se ha demostrado que ayuda a movilizar las células madre (celulas nuevas que están listas para convertirse en células activas en el cuerpo, incluyendo las células del cerebro, las células del hígado, etc ...) para mejorar la reparación y la funcionalidad de los tejidos. 

 

Mejora las condiciones neurológicas

La terapia de oxigenación hiperbárica se usa para ayudar a tratar las lesiones cerebrales y trastornos neurológicos. Es la única terapia que puede aumentar significativamente los niveles de oxígeno en el cerebro, lo que permite una adaptación para la reparación y recuperación acelerada de autismo, parálisis cerebral, síndrome de alcohol fetal, derrame cerebral, lesiones cerebrales traumáticas, el Alzheimer, el Parkinson, las enfermedades de Huntington.