¿Deficiencia de oxígeno?
Send an email. All fields with an * are required.
Escribir un Email. Todos los campos con un * son obligatorios.

Deficiencia de oxígeno

Declive del oxígeno astmosférico

Esto es causado por los gases tóxicos y contaminantes de las fábricas, automóviles, pesticidas, por la tala y quema de bosques y bosques tropicales de la Tierra, etc. En este ambiente de oxígeno deficiente no estamos consiguiendo los niveles óptimos de oxígeno al respirar, incluso cuando hacemos ejercicio. 

 

Comida rápida agota el oxígeno 

Las frutas y verduras contienen altos niveles de oxígeno, mientras que los alimentos y comidas sobre-procesados como hamburguesas, pizza, azucar refinado, harina blanca, el alcohol, el café, bebidas de cola, etc. son bajos en oxígeno y ricos en toxinas. Por tanto, el cuerpo requiere más oxígeno para eliminar las toxinas y absorber los pocos nutrientes de estos alimentos.

 

Estrés agota el oxígeno 

El estrés físico debido a la enfermedad y las infecciones consume más oxígeno ya que el cuerpo está combatiendo las bacterias invasoras. El estrés producido por toxinas químicas en el cuerpo reduce el oxígeno ya que el hígado trabaja más duro para filtrar las toxinas y los residuos. El estrés emocional pone más tensión en los principales órganos como el cerebro y el corazón que requiere más oxígeno para funcionar. El estrés emocional también produce adrenalina y hormonas relacionadas con adrenalina que desencadenan el uso de más oxígeno. La falta de ejercicio adecuado impide a los órganos, músculos y tejido celular absorber la cantidad necesaria de oxígeno para revitalizar el cuerpo. Sin un descanso adecuado, todos los sistemas del cuerpo son forzados a trabajo duro, lo que requiere más oxígeno, y conduce a una falta de oxígeno.

 

El envejecimiento disminuye el oxígeno

A medida que nos envejecemos nuestra capacidad para consumir oxígeno se vé deteriorada del 5% al 10% por cada década entre las edades de 25 y 75. El tracto respiratorio se deteriora - como resultado, la función pulmonar disminuye. Esto provoca un desequilibrio en el intercambio de dióxido de carbono y oxígeno y menos oxígeno es absorbido por el sistema. Las células pierden la capacidad de llevar suficiente oxígeno, como resultado, todos los sistemas del cuerpo deben trabajar aún más duro para eliminar las toxinas y residuos lo que, a su vez, agota los niveles de oxígeno necesarios para un funcionamiento óptimo del organismo.

La falta de oxígeno en el cuerpo humano se ha relacionado con casi todas las categorías de principales enfermedades, incluyendo la digestión y problemas de eliminación, enfermedades respiratorias, inflamación de las articulaciones e incluso disfunción eréctil.